Aspectos a considerar, al elegir las toallas para el baño

Aspectos a considerar, al elegir las toallas para el baño

En el baño, uno de los componentes más valorados por los huéspedes de hoteles y alojamientos, son las toallas que aportan agrado y distinción.

Además de tener una gran capacidad funcional para la persona que sale de la ducha, las toallas han de ser suaves, esponjosas, con el peso y el tamaño adecuados y, como complemento, prendas que transmitan una exquisita atención al cliente.

Las características de las toallas, como las de cada pieza que forma parte de los textiles hoteleros, obedecen a una larga lista de consideraciones y experiencias, que nos permite, hoy por hoy, seleccionar las que mejores resultados han dado, en la atención a huéspedes.

Por la importancia de que están revestidas, pongamos atención a algunas de sus principales cualidades:

Suaves y seductoras

Es lo primero en lo que se debe poner atención. Nada más satisfactorio, al salir del baño, tener a disposición una toalla agradable al tacto, que no raspe y que sea bonita, porque no sólo cumple la función de secar; también sirve para envolverse en ella.

En este aspecto, los rizos cumplen un papel determinante. Las toallas con rizos largos crean una superficie más gruesa, por lo que dan una sensación de mucha más suavidad, caso contrario que las que tienen un riso más corto.

El peso

Cuanto mayor sea el peso de una toalla, mejor es su calidad y mayor su capacidad de absorción. Una toalla de calidad debe tener un peso entre 500 y 680 gramos

El material idóneo

Aunque la industria provee de textiles de toda una diversidad de materiales, como el lino, el poliéster, la microfibra y el bambú, la calidad de las toallas de algodón al 100% siguen siendo las mejores opciones. ¿Por qué? Entre otras razones, porque secan mejor, y son más duraderas ante los frecuentes ciclos de lavado a las que se ven expuestas en el sector hotelero.

El estilo y el color

Hay tantos colores y estilos cuantos quepan en la imaginación; pero también hay guías interesantes para seleccionar las que más convengan al interés del hotel o el alojamiento.

Entre las opciones más recurrentes, por su capacidad para integrarse a cualquier entorno, la toalla blanca es la favorita para muchos hoteleros, sin embargo, se encuentran las toallas de colores lisos y neutros tales como: azul, arena o chocolate, que dan vida a la estancia o bien son seleccionadas para áreas comunes como la piscina, mejorando aspectos tales como:

  • Visibilidad del inventario: La escogencia de toallas de color para áreas específicas, no es solamente por un valor estético, sino también cumple un papel fundamental en la identificación del inventario para movimientos internos o su fácil separación durante los procesos de lavandería.
  • Facilidad de reposición: La estandarización de toallas a colores neutros, facilitará la reposición, asegurando siempre la disponibilidad, caso contrario de la escogencia de colores poco convencionales o de temporada, ya que no hay seguridad de inventario a nivel comercial y es un riesgo de desabastecimiento.

Se recomienda priorizar los procesos de lavado evitar los malos olores y la decoloración, dos factores que suelen atentar contra la vida útil de las toallas. Lo principal es clasificar la prenda de acuerdo con los tonos, para separarla y llevarla a lavandería; Conozca más del tema de las principales recomendaciones para lavar los textiles, visitando nuestro blog: Consejos para lavar los textiles de los sitios de hospedaje

Por último, tener en cuenta el área donde las va a almacenar, luego de lavar, se deben guardar por juegos, bien dobladas, para que optimizar más los procesos operarios al localizarlas, preferiblemente en un lugar fresco, con ventilación para que permanezcan aireadas.

En HR Suplidora somos proveedores de toallas de manos, baño, cara y piso, así como de otros textiles y amenidades y accesorios para hoteles. Contáctenos y, con mucho gusto, le brindaremos asesoría y acompañamiento para que haga la mejor compra.